Despierto. Soy consciente de que miro hacia arriba: “bonito techo. Esa lampara la conozco. Alargo mi mano y se siente cálido. Te acercas un poco más y cada vez más fuerte se escuchan las voces de la gente que te dicen que te acerques a ese hueco negro. Paz, muchas voces pidiendo paz. Pero la paz está en ti. No mires ni hacia delante ni hacia detrás, porque la vida está aquí y ahora.

Anuncios

Acerca de FranJBeja

Licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas, llevo los últimos meses viajando mientras intento reciclarme profesionalmente.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Nuestro Diario de Viaje. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s