Breve historia de Marrakech

Koubba Ba'adiyn con el alminar de la mezquita de la Koutoubia de fondo.

Koubba Ba’adiyn con el alminar de la mezquita de la Koutoubia de fondo. (Fuente: travel.usnews.com)

Muchas caravanas atravesaron antes el desierto por el punto en el que actualmente se encuentra Marrakech hasta que el líder bereber almorávido Youssef ben Tachfine y su esposa Zeinab reconocieran su potencial estratégico y construyeron murallas alrededor del campamento en el año 1062 dC. Además, los almorávides establecieron el ‘khettara de la ciudad (sistema de extracción de agua a través de la gravedad) y la arquitectura tomaba tonos rosáceos gracias al color de los ladrillos. Pero pronto los guerreros almohades, cuál equipo de demolición se tratara, asaltaron la ciudad dejando sólo intactas las tuberías del ‘khettara‘  y el Koubba Ba’adiyn (también conocido como Almoravid Koubba o Barudiyin). El almohade Yacoub el-Mansour remodeló Marrakech construyendo una ‘kasbah’ fortificada, hermosos jardines, ‘qissariat’ (mercados cubiertos) y la puerta triunfal de Bab Agnaou, además de reconstruir las mezquitas de Koutoubia y de la Kasbah. Pero los almohades pronto perdieron su ciudad más preciada a mano de los Mérinides, que tenían su realeza instalada en Meknès y Fez.

Ahmed el-Mansour Eddahbi

Ahmed el-Mansour Eddahbi (Fuente: wikimedia.org)

La vida volvió a ser dulce en el siglo XVI, gracias a los Saadies que hicieron de Marrakesh el punto céntrico de su lucrativa ruta del comercio del azúcar. Con los beneficios de este producto, el sultán Moulay Abdullah reconstruyó la mezquita almorávide Ali ben Youssef y su madrasa anexa, estableció un centro comercial para los cristianos y un ‘mellah’ (barrio judío) fuera de la kasbah en 1558. Su sucesor, Ahmed el-Mansour Eddahbi (el Victorio y Dorado), pavimentó el palacio de Badi con oro y llenó de opulencia a las tumbas doradas de Saadies.

El líder alauita Molay Ismail prefirió la dócil Meknès a la indisciplinada Marrakech, y trasladó allí sus cuarteles (aunque no antes de saquear el Palacio Badi). El alto mando marsellés se desmoronó y Marrakesh entró en un nuevo período al modo del salvaje oeste, con grandes cañones luchando por el control de la ciudad. Aquellos que prevalecieron construyeron extravagantes ‘riads’, pero los muros de la medina se dejaron desmoronarse, al mismo tiempo que los jardines se iban llenando de basura y gran parte de la población vivía mano a mano en ‘foundouqs (casa con muchas habitaciones) llenos de gente. En 1912 el Protectorado francés concedió a Pasha Glaoui el funcionamiento del sur de Marruecos, incluidos varios palacios de la medina, mientras que los colonos franceses y españoles se fueron construyendo una ‘ville nouvelle. Después, el movimiento de la independencia redujo al pasha y consiguió organizar un Marruecos independiente antes de la llegada del rey Mohammed V. Rabat sería la capital de la nación, Fez seguía siendo el centro espiritual, y Casablanca era el centro económico, como de costumbre, pero ¿qué sería de Marrakesh?

Los Rolling Stones en Marrakech

Los Rolling Stones en Marrakech (Fuente: dailymail.co.uk)

Sin un papel claro, Marrakesh reanudó su historia de caravanas, convirtiéndose así en el gran éxito de la nación. Los hippies trotamundos y los buscadores espirituales construyeron la mística de la ciudad en los años 60 y 70, y las visitas de los Rolling Stones, los Beatles y Led Zeppelin le dieron el halo de estrella a la ciudad. La moda y la elegancia llegó con fuerza de la mano de modistas de la talla de Yves St Laurent o Jean-Paul Gaultier, atrayendo con ellos a varios editores de Vogue y a multitudes de supermodelos. En la década de 1990 mansiones privadas de la medina comenzaron a convertirse en B & B, al mismo tiempo que líneas aéreas de bajo costo dejaban en sus puertas masas de ‘weekenders. La ciudad duplicó su tamaño y ahora Marrakesh espera con impaciencia la llegada de turistas: la ciudad invirtió más de 1.700 millones de euros en infraestructura turística en 2007. Mientras tanto en la ‘Djemaa el-Fna, los músicos Gnawa están afinando sus ‘banjos’ de tres cuerdas llenos de sonrisas, tal y como hicieran todas las noches durante mil años.

ÍNDICE

  1. Introducción a Marrakech
  2. Breve historia de Marrakech
  3. Primeros pasos por Marrakech
Anuncios

Acerca de FranJBeja

Licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas, llevo los últimos meses viajando mientras intento reciclarme profesionalmente.
Esta entrada fue publicada en África, Guía de ciudades, Marrakech y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s